El año de 1947 fue crucial para México en muchos sentidos. A nivel gubernamental destaca la primera visita de un presidente norteamericano, Harry S. Truman, el 3 de marzo, como resultado de una invitación del entonces presidente, Miguel Alemán, quien buscaba abrir líneas de crédito para impulsar la industrialización al concluir la Segunda Guerra Mundial. Poco después, el 11 de julio las oficinas de la Presidencia de la República dejaron Palacio Nacional para instalarse en la residencia de Los Pinos. En cuanto al ámbito cultural, resulta evidente que quien fuera el primer presidente civil se ocupará particularmente del tema; esto con la creación, el 31 de diciembre del año anterior, del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, encabezado por Carlos Chávez, con Luis Sandi, Blas Galindo, Enrique Yáñez y Salvador Novo en las subdirecciones. Asimismo, ese año dieron inicio los concursos internos en la Escuela Nacional de Arquitectura para el diseño de la nueva Ciudad Universitaria. Como reflejo de esto la XEX, La voz de México, el 30 de octubre emitió por primera vez en frecuencia modulada, y Emilio Fernández dirigió Río Escondido, con fotografía de Gabriel Figueroa y la participación estelar de María Félix, significativamente representando a una joven maestra rural, comisionada por el presidente de México para alfabetizar un remoto poblado. Esto al tiempo que Leopoldo Méndez realizaba unos poderosos grabados sobre este tema.

Así, no es de extrañar que ese 1947, la Dirección de Pensiones Civiles (hoy en día issste) solicitara al joven arquitecto Mario Pani (1911-1993) un proyecto para doscientas casas habitación en un amplio terreno de 40 000 metros cuadrados situado al sur de la ciudad capital. Frente a esta disyuntiva, el arquitecto cuestionó la validez de continuar con el crecimiento desmedido de baja densidad en las ciudades latinoamericanas y se resolvió por una postura que racionalizara el uso del suelo, a la vez que favoreciera una mejor calidad de vida, gracias a los servicios ofrecidos a los habitantes. Con ello dio el primer paso hacia los conjuntos de vivienda en altura y propuso una fórmula de diseño urbano que aísla al peatón del automóvil: la “supermanzana”. Para la construcción del Centro Urbano Presidente Alemán, el 4 de julio de 1947 se creó Ingenieros Civiles Asociados, ica, bajo el liderazgo de otro joven, el ingeniero Bernardo Quintana Arrioja (1919-1984).

La agrupación de un millar de viviendas causó sorpresa entre los mexicanos, quienes acuñaron, con la inventiva que les caracteriza, el término multifamiliar, mismo que desde entonces se usa familiarmente para designar a este tipo de obras. El proyecto de este conjunto se realizó considerando sobre todo el modus vivendi de los mexicanos, lo que se refleja con claridad en su aceptación por parte de los usuarios, de forma que en la actualidad conserva su vigencia.

Un documental coordinado por Graciela de Garay, “Mi multi es mi multi”, al igual que el libro Rumores y retratos de un lugar de la modernidad (unam/Instituto Mora, 2002), además de numerosos estudios sobre el tema, dan cuenta del orgullo y apego que tenían los habitantes originales de este sitio, a lo que se aúna el agrado de sus ocupantes más recientes.

Por ello, es necesario hacer una digresión para hablar de Mario Pani, uno de los arquitectos mexicanos más conocidos de su época tanto en el país como en el extranjero, a consecuencia de sus aportaciones en el diseño arquitectónico y urbano, y de su postura apasionada y vehemente, que trascendió a diversos ámbitos. En este sentido, se debe señalar que, recientemente, Pablo Landa, uno de los autores de esta publicación, en 2014 curó la exposición Mario Pani. Arquitectura en proceso. Además, en el catálogo homónimo incluyó su texto “Arquitecto, urbanista, diseñador de interiores, promotor inmobiliario, comodoro, músico, traductor y editor”. Esto nos permite recordar la personalidad entusiasta del arquitecto que supo contagiar a propios y extraños, y muy especialmente convencer a sus clientes para entrar de su mano a una nueva dimensión de la arquitectura. Nacido en la Ciudad de México, Pani cursó sus estudios en la afamada École des Beaux-Arts de París, pero diseñó y construyó numerosas obras señeras a su retorno a la tierra natal, entre las que resulta pertinente subrayar la vertiente de su trabajo que atañe a los conjuntos habitacionales.

De allí la relevancia de este libro, El primer Multifamiliar Moderno. Centro Urbano Presidente Alemán, que hace las funciones de catálogo para la exposición homónima que se inauguró el 5 de julio de 2017 en el Museo Nacional de Arquitectura, en el Palacio de Bellas Artes, cuya curaduría estuvo a cargo del propio Juan José Kochen. Como ya se mencionó, una de las motivaciones de la muestra y la publicación fue celebrar el aniversario de ica y el inicio de la construcción del célebre conjunto arquitectónico. Por ello resulta adecuado señalar que una gran parte de los excelentes materiales expuestos provienen de los acervos de la Fundación ica, agregando que ésta custodia también las invaluables tomas de la Compañía Mexicana Aerofoto. Además, para quienes nos interesamos por la fructífera presencia en nuestro país de la diseñadora de origen cubano, Clara Porset, no sólo el texto, sino algunas fotografías de sus muebles para el Multifamiliar son todo un descubrimiento. En todo caso, el examen de la obra pionera del arquitecto Pani y de los logros iniciales de la ica, con los documentos y fotos mostrados, constituye una verdadera novedad, gracias a la visión del curador de la exposición y editor del libro.

En efecto, el catálogo-libro El primer Multifamiliar Moderno. Centro Urbano Presidente Alemán, abre con una novedosa conversación entre Miguel Alemán Velazco y Bernardo Quintana Isaac, a lo que se agregan las presentaciones institucionales; a continuación se ofrecen diez artículos de especialistas en el tema, algunos de ellos como reediciones de publicaciones anteriores que se incluyeron por su interés histórico: se trata de escritos de Miquel Adriá, Enrique X. de Anda, Fernanda Canales, Georgina Cebey, Graciela de Garay, Pablo Landa y quien esto escribe, además de textos de dos personas que ya fallecieron, Manuel Larrosa y Clara Porset, a lo que se suman la fotos actuales de Onnis Luque.

Aún es mucho lo que se puede decir sobre este libro, tanto sobre los excelentes, novedosos e importantes materiales incluidos como sobre los análisis y conceptos allí vertidos. De cierta forma la visita a la exposición homónima, complementa esta estupenda publicación, cuya calidad editorial y de diseño está a la altura del tema y de la celebración de este significativo aniversario de ica y del Multifamiliar Alemán.

El primer Multifamiliar Moderno.
Centro Urbano Presidente Alemán
Juan José Kochen (coord.)
México,Fundación ICA
/Fundación Miguel Alemán
2017,
ISBN 978-607-95801-5-5


Louise Noelle

Instituto de Investigaciones Estéticas

Universidad Nacional Autónoma de México

louisenoelle@gmail.com

Fecha de recepción: 12 de agosto de 2017
Fecha de aceptación: 15 de agosto de 2017


Descargar PDF

DOI: http://dx.doi.org/10.22201/fa.2007252Xp.2017.15.60410